search


Centro das Salinas de Ullóo

000 administración

Centro de interpretación e información de las Salinas de Ullóo
Estefanía Lusquiños. 2011.

Salinas de Ullóo es un paraje natural situado en el ayuntamiento de Vilaboa, en Pontevedra. Los antecedentes de las Salinas de Ulloó se remontan al reinado de Felipe IV en el siglo XVII en el año 1637. Comenzaron a ser explotadas por el Colegio de los Jesuitas de Pontevedra en 1694 y consiguieron gran importancia en los siguientes años. Hoy, este espacio está incluido en la Red Natura 2000 de Galicia, con singular vegetación atlántica, y refugio para aves autóctonas y migratorias.

En estos terrenos de Ullóo se encuentra una granja en la cual vivían los explotadores de estas salinas, los Jesuitas, formada por dos casonas de sillería de una piedra de buena factura, las cuales tienen de nexo de unión un gran muro perimetral formando un amplio patio interior con vegetación.

En este ámbito se desenrollará un Centro de interpretación e información de las Salinas de Ullóo, dando a conocer su historia, centrándonos en la sal, proceso de producción y elaboración; y mostrando la riqueza del paraje natural.

No cabe otra manera más que comenzar este sendero interpretativo en el mar. Punto donde nace el proceso productivo de la salazón. El acceso al contenido físico interpretativo, el edificio, se hace orientado por un lado al sol del este, y por otra, al lugar en el que se enclavan las salinas; de suerte que, la medida que los visitantes se dirigen al edificio contemplan el paisaje y asimilan la información adquirida.

Uno de los elementos para potenciar es el jardín interior que se créa entre ambas casas y que enlaza con el sendero, jugando con una línea orgánica y rompiendo con la marcada geometría de la arquitectura; como evocación del fluír del agua, que de la vida y conecta mar y arquitectura.

El centro se presenta en dos edificios con usos diferenciados. El acceso se hace en continuidad con el sendero o “canal” que nos dirige la entrada del edificio principal, y a medida que ascendemos podemos contemplar la hermosura natural de las Salinas.

Al edificio principal (298,56m2 ) estará destinado a un uso específico, relacionado íntimamente con el centro de interpretación en sí, organizado en tres niveles, albergando zona de información, aseos, salas de exposiciones permanentes y temporales, sala de maqueta, audiovisuales y aula multifunción para desenrollo de talleres y otras actividades;
El segundo edificio (237,43m2 ), dividido en tres espacios, estará destinado a un uso más generalista y acogerá por un lado, la zona de administración, y por otro, salón de actos y cafetería, las cales pueden tener un uso totalmente independiente del centro de interpretación.

A La hora de afrontar el diseño se tuvieron en cuenta conceptos como lo de mantener elementos de importancia histórica y cultural dignos de preservarse, por lo que en esas estancias la intervención será mínima, dejándolas casi desnudas, siendo ellas mismas el elemento expositivo. Por otra parte se pretende marcar la diferencia entre el volumen existente y la nueva intervención, como ejemplo la cubierta, que siguiendo el patrón de la inicial, se diferenciara por el material de cobertura, zinc, y por su colocación: elevada sobre de los muros existentes gracias a la perfilería metálica HEB. Otros elementos a destacar son las zonas privadas, en las que se crearán volúmenes a modo de “caja” que alberguen y marquen la privacidad de estas , al tiempo que se diferencien de la arquitectura que los contiene. Finalmente, todos estos espacios tienen buena iluminación natural con ventanas de tamaños variados, y puertas a modo de huecos que permiten la comunicación interior-exterior y un sutil juego con la entrada de la luz que diferencia espacios.

En definitiva, 535,99m2 de superficie construida repartida en dos edificaciones, con usos diferenciados y vinculados por los materiales: madera de arce, losetas de granito, paneles de fibrocemento Viroc, pintura blanca; juegos de altura en los techos, de iluminación natural, relación interior-exterior del entorno y de la edificación. Diferenciando elementos característicos de la arquitectura existente como las “lareiras”, escaleras de entrada y arco del edificio principal interviniendo de manera leve para resaltarlos.